Próximamente

Este blog inicia el año nuevo, adelantando los dos próximos estrenos:

  1. Cambio climático, pobreza y género (y mecanismos de desarrollo limpio); ¡un interesantísimo artículo que hará vibrar a los lectores! En su blog, el lunes 17.
  2. Y… tendencias en el transporte marítimo y su posible afección por la escalada de precios de los combustibles fósiles, con un lanzamiento programado para el 25 de enero.

Estoy trabajando duro, de veras. Y tengo que hacerlo bien, que son trabajos de fin de asignatura…

Por si os sabe a poco este artículillo, os invito a que visitéis la página del Institute for Transportation & Development Policy (ITDP), con una biblioteca impresionante con artículos sobre los distintos proyectos que han hecho sobre plataformas reservadas, peajes urbanos, movilidad en bicicletas y sus posibles aplicaciones en desarrollo (como, por ejemplos, vehículos que permitan el desplazamiento de los médicos), en países como México, Colombia, Indonesia, China, India, Sudáfrica o Tanzania.

Además, publican la “Sustainable Transport Magazine”, cuyo último número, calentito calentito (de diciembre 2010), podéis leer aquí.

Teoría de Sistemas o el todo es más que la suma de sus partes

Desde el Renacimiento la ciencia se ha desarrollado mediante el principio del reduccionismo, consistente, como su nombre indica, en reducir el objeto de estudio a sus partes y analizándolas independientemente. Sin embargo, como escribe von Bertalanffy

“There exist models, principles and laws that may be assigned to generalized systems or to their subclasses, independently of their particular character as well as of the nature of the composing elements and of the relationships or ‘forces’ binding them. We postulate a new discipline named General System Theory as a logical-mathematical theory aimed to formulate and derive those general principles applicable to all ‘systems’. In such way is made possible the exact formulation of terms such as whole an sum, differentiation, hierarchical order, finality and equifinality; such terms appear in all sciences using ‘systems’, implying their logic homology.” (von Bertalanffy, 1947, 1955).

Esta teoría se concreta en la frase de aristoteles “el todo es más que la suma de sus partes” y ha sido aplicado a la ingeniería (a TODAS las ingenierías), a la biología (como era el señor von Bertalanffy) o la psicología (fundamentalmente en las terapias familiares y de pareja) analizando los “modelos, principios y leyes que pueden ser asignados a los sistemas independientemente de la naturaleza de los elementos que los componen”.

La característica fundamental de estos sistemas, es la interrelación de los factores generadora de bucles, y por lo tanto la necesidad de considerar los efectos de forma agregada. Un ejemplo típico sería la climatización de una habitación, cuyo sistema estaría compuesto por la temperatura exterior, el regulador y la máquina de aire acondicionado. La diferencia entre la temperatura exterior y la del regulador activa el aire acondicionado, lo que a su vez modifica la temperatura exterior.

De lo que sabía hasta ahora (bastante poco), siempre me pareció impresionante la Ley de Zipf, que (como dice Wikipedia):

Afirma que un pequeño número de palabras son utilizadas con mucha frecuencia, mientras que frecuentemente ocurre que un gran número de palabras son poco empleadas. Esta afirmación, expresada matemáticamente quedaría de la siguiente forma:


Para los sistemas de ciudades se obtiene la siguiente formulación matemática que relaciona las poblaciones de las mismas:

Que cuando (como en el caso español), viene a decir que la población de la segunda ciudad es aproximadamente la mitad de la primera, la de la tercera aproximadamente un tercio de la primera,… ¿Qué no? Pues mira:

Y todo esto, ¿por qué? Pues porque en la introducción de ayer a la asignatura de “Análisis de Sistemas aplicados a la Ingeniería Civil” me flipó el planteamiento de Methodology for Large-Scale Systems, de A.P. Sage, considerando separadamente las fases temporales de la los pasos lógicos, tal que así:

Me pareció sencillo y revelador, y especialmente interesante la parte de la formulación de políticas que se ve así:

Y mi pregunta es: ¿Esto lo aplica alguien? En mi (corta) experiencia laboral en planificación de transportes, nunca he visto esto en ninguna metodología ni pliego que incluyese esto. Y en la cooperación, si no recuerdo mal, en general la formulación de los proyectos se basaba casi exclusivamente en el marco lógico.

Todos los comentarios e informaciones serán bienvenidos.

Vuelta a la universidad. Nuevo Blog.

Dentro de cinco horas más o menos vuelvo a la universidad, con la intención de iniciar un doctorado en transportes y de tratar de ligarlo con la cooperación, el desarrollo y los derechos humanos. Y para ligarlos, que mejor que el fuego lento de una tesis.

O eso espero. Para lograrlo habrá que combinarlo con el trabajo, mi novia, la vida social, mi pereza habitual y mi mas que probable Síndrome de Déficit de Atención no-diagnosticado.

Por el camino, trataré de ir colocando aquí reflexiones, enlaces, artículos que me parezcan interesantes, y esas cosillas, para que también este blog os sea de utilidad.

Besos y Abrazos,
Alberto

P.S.: Para inaugurar, que mejor que dejaros el enlace a un documento bien interesante: “Port development: A handbook for planners in developing countries”